Eutanasia

14 febrero 2008 a las 22:39 | Publicado en Febrero2008 | 1 comentario

Supongo que el título os habrá llamado la atención a más de uno. Pues bien, para algunos de vosotros que aún no estés enterados de la definición exacta, he escrito este artículo que espero que os guste.

Dícese que la eutanasia es una muerte sin sufrimiento físico y, en especial, acción de acortar voluntariamente y de forma indolora la vida de una persona que lo solicite por sufrir una enfermedad incurable muy dolorosa, o que provoca un estado físico insoportable. Actualmente también ha recibido el nombre de eutanasia la muerte indolora de los enfermos mentales, etc. Cuyos descendientes serían nocivos para la sociedad (“eutanasia eugénica”) y la de los enfermos crónicos incurables, los seniles, etc., cuyo mantenimiento constituye una gran “responsabilidad” para la sociedad o sus familiares (eutanasia económica).

Admitida por algunbas culturas, la eutanasia es rechazada por el judaísmo y por el cristianismo. Los códigos penales modernos suelen considerar esta práctica un homicidio atenuado (adquiere mayor relieve cuando es practicada por el personal sanitario).

Mi definición de eutanasia sería algo así como “muerte tranquila, dulce, sin padecimientos”. Y es que hay mucha gente que está en contra de la eutanasia y que la ven como uin rechazo a la vida, a lo que no han dado, como un asesinato. Yo, por desgracia o por fortuna, no parto de esas ideas. Cuando digo esto me refiero a que estoy en el pensamiento de que la vida es muy injusta de por sí y encima nosotros a veces la hacemos aún más.

Ya sé que la persona no es dueña de sí en esas circunstancias, ya que el dolor envuelve y engaña a la persona; pero también pienso que es una pena vivir paralizado sin poder cumplir los sueños y planes de futuro que tenías. Aunque también es muy duro el que sus mismos familiares tengan que decirle adiós de una forma tan siniestra,

 

nt_eutanasia.jpg

En el fondo se podría decir que hay varios aspectos en los cuales la eutanasia tendría que szer aceptada: por una parte, una persona no tiene por qué vivir en una cama el resto de su vida con dolores constantes pero, por otra parte, también estaría muy mal seguir los deseos de la “víctima” porque en esos momentos puede pensar miles de cosas y entre otras creer que es un estorbo (cosa que no es cierta, pero se piensa).

En fin, la verdad es que se trata de un tema bastante delicado. Dejémoslo en las manos de cada uno de vosotros. ¿Lo harías o sería demasiada responsabilidad? ¿Sería lo mejor en el caso de que le ocurriera elgo a alguno de tus familiares?

                                               Emi. 1º de Bachillerato B. 2001

1 comentario »

RSS feed for comments on this post.

  1. La eutanasia es un tema muy pantanoso. Se habla de legalización de la eutanasia para casos límite. Pero en Holanda, donde lleva legalizada años, no es así; se va haciendo habitual y va calando la mentalidad de que si estás enfermo lo mejor -para todos- es pedir la eutanasia, en detrimento de los cuidados paliativos

    Preguntar a un enfermo si desea pedir la eutanasia es ponerle ante un dilema y ya tiene consecuencias en él. Si pide la Eutanasia, se le quita la vida y acaba el dolor, claro. Pero ¿y si pidiera medicina paliativa? Algunos dirán, con tono comprensivo, que no pasaría nada, todo sigue como siempre, se le cuida hasta que muera. Pero no. Ya nada es como antes. Si elige seguir viviendo, siempre tendrá que explicar por qué ha optado por una solución que supone más sacrificios a sus cuidadores, más dinero al Estado por gastos de la Ley de Dependencia y gastos sanitarios. El mismo personal sanitario que le cuida es el que le hubiera quitado la vida. Y como el enfermo no ha querido, hay que seguir cuidandole. Y total, para seguir sufriendo. Y los familiares, que quizá le sugirieron la eutanasia, son los que deben seguir viniendo a verle no se sabe cuantos meses o años más. Y quitando tiempo de dedicación a los niños, y con la hipoteca que les agobia, y en vacaciones, a ver que pasa… Los médicos o los familiares, no va a decir así las cosas, claro. Pero no somos tontos y sabemos cuando algo que hemos decidido no ha caído bien o resulta un engorro.

    Encima, el Estado es parte interesada. Aunque los políticos se indignen, saben perfectamente que cuanta más eutanasia, más millones de euros para otros gastos sanitarios. Cuestan mucho menos dinero los trámites de defunción que un día más de cuidados paliativos. Para un contable sin prejuicios morales la mejor solución está bien clara: animar a pedir la eutanasia a todos. Sin embargo, nuestros mayores y nuestros enfermos, que con su vida han colaborado a hacer un mundo más humano, se merecen la mejor solución aunque cueste más. Si alguien quiere tener más reflexiones de interés sobre este tema en la etiqueta: http://opinionciudadano.blogspot.com/ se encontrará unas cuantas

    Gracias por ofrecerme la opción de opinar,

    Santiago


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: