Violencia de Género

24 noviembre 2008 a las 22:53 | Publicado en Temas sociales | Deja un comentario

“LA VIOLENCIA DE GÉNERO” 

Los niños y niñas aprenden lo que viven. A veces, muchas personas adultas dicen como deberían comportarse niños y adolescentes, pero no dan ejemplo. Si queremos que aprendan a ser respetuosos y tolerantes con otros u otras ciudadan@s debemos enseñar de forma natural con nuestro propio ejemplo ante las situaciones. Porque lo fácil es llevarse bien con personas que piensa de igual modo que nosotr@s (pensamientos políticos, religiosos, etc), pero cuando pensamos de forma diferente actuamos con prejuicios. Hay que escuchar con atención a las otras personas, sin interrumpirles y se expresen con atención, ponerse en el lugar del otro para comprender sus emociones y necesidades. Estar siempre abiertos al diálogo y buscar puntos o aspectos en común. Todos somos importantes y cada uno ve la vida o los problemas desde su punto de vista. Conócete a tí mismo/a y después podrás comprender a los demás, respetando sus ideas, creencias, nivel económico o intelectual, porque nadie es perfecto y todos podemos fallar en algo, tenemos defectos y virtudes.

Papás y MamásEn el video sobre “PAPAS Y MAMAS” de 3 minutos podemos ver un claro ejemplo de que los maltratadores no nacen así, porque son producto de una mala educación, son el resultado del ejemplo que vivieron desde pequeños, son pequeños dictadores que no recibieron unas normas de referencia o convivencia por parte de la familia o tutores. Al carecer de puntos de referencia, se produce ansiedad e inseguridad y los maltratadores son egocéntricos, ya que piensan que son el centro del mundo y que todos los demás son sus esclavos para satisfacer todos sus deseos. No conocen la palabra “no” y son unos o unas consentid@s, entonces habrá situaciones en sus vidas en las cuales no conseguirán lo que quieren y se sentirán frustados. Mostrando esa frustación en forma de impaciencia y agresividad e incluso pueden llegar a ser unos inadaptados sociales. Hay que ayudar a las personas con amor y hacer lo mejor para ellos o ellas explicandole y enseñandoles a ser pacientes.

Desde nuestra familia, ya sean pocas personas la que la componen o muchas, comenzamos nuestro aprendizaje en sociedad y a relacionarnos con seres de diferente sexo. Todos tenemos derecho a las mismas oportunidades y al mismo trato de respeto, aunque nuestro aspecto exterior sea diferente: sexo, vestimenta, edad, creencias, etc…

En resumen, todos y todas tenemos más cosas en común de lo que pensamos. Dependemos los unos de los otr@s más de lo que imaginamos: todos somos como una ceĺula de un cuerpo que necesita de la otra parte para vivir. Todos tenemos nuestra función: la cabeza necesita del cuerpo, de las manos de los pies. Todo está unido y relacionado entre sí, ya que cada una parte es necesaria para la otra.

Manuel Luis Pérez Serralbo
Alumno del Ciclo Formativo de Grado Superior de Educación Infantil a Distancia.

Dejar un comentario »

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: