La epidemia del MOBBING

13 diciembre 2008 a las 13:36 | Publicado en Temas sociales | 1 comentario

EL ACOSO LABORAL

El acoso laboral, conocido asimismo como acoso moral, y muy frecuentemente a través del término inglés mobbing (‘acosar’, ‘hostigar’, ‘acorralar en grupo’), es la acción de un hostigador u hostigadores conducente a producir miedo en el trabajador afectado hacia su lugar de trabajo. Esta persona o grupo de personas reciben una violencia psicológica injustificada a través de actos negativos y hostiles en el trabajo por parte de sus compañeros, subalternos o superiores , de forma sistemática y recurrente, durante un tiempo prolongado, a lo largo de meses e incluso años. Lo que se pretende en último término con este hostigamiento, intimidación o perturbación es el abandono del trabajo por parte de la víctima o víctimas.

Mobbing, Burn-out y Bullying

El acoso laboral o mobbing es confundido con el síndrome del quemado, o burn-out, sin embargo no representan el mismo fenómeno, pues literalmente el burn-out significa “estar quemado” o desgastado por circunstancias puntuales o características inherentes a la profesión o el trabajo, el cual genera en el trabajador una intensa demanda en el aspecto emocional, exigencia muy común entre maestros o enfermeras, por citar un ejemplo.

También es confundido con el bullying y el acoso escolar, al que se asemeja en mayor medida; la diferencia radica en que en este último siempre está presente la violencia física, mientras que en el mobbing, las estrategias que utilizan los acosadores siempre son más sutiles, más bien de índole psicológica.

El mobbing puede desembocar en enfermedad profesional, es decir, derivada del trabajo, aunque tanto autoridades como empresas se muestran muy reacias a admitirlo como tal.

Estrategias y modalidades de mobbing

·Gritar, avasallar o insultar a la victima cuando está sola o en presencia de otras personas.

·Asignarle objetivos o proyectos con plazos que se saben inalcanzables.

·Quitarle áreas de responsabilidad clave, ofreciéndole a cambio tareas rutinarias, sin interés o incluso ningún trabajo que realizar («hasta que se aburra y se vaya»).

·Ignorarle (hacerle el vacío) .

·Infravalorar o no valorar en absoluto el esfuerzo realizado por la víctima.

·Bloquear el desarrollo o la carrera profesional.

·Invadir la privacidad del acosado interviniendo su correo, su teléfono, revisando sus documentos, armarios, cajones, etc.

·Atacar sus convicciones personales, ideología o religión.

Consecuencias psicológicas y laborales

·Lento deterioro de la confianza en sí misma y en sus capacidades profesionales por parte de la víctima.

· Somatización del conflicto: enfermedades físicas.

·Insomnio, ansiedad, estrés.

·Bajas laborales que el acosador suele aprovechar contra el trabajador.

·Agresividad con la familia.

·Estigmatización social en los sectores de actividad laboral próximos.

El desenlace habitual de la situación de acoso laboral suele significar la salida de la víctima de la organización de manera voluntaria o forzosa.

Perfil habitual de la víctima

·Personas que tienen mayor probabilidad de ser envidiadas por sus características personales, sociales o familiares (por su éxito social, su buena fama, inteligencia, apariencia física).

·En otros casos se debe a haberse resistido la víctima a participar, colaborar o a “mirar a otro lado” mientras se producían “enjuagues”, es decir, por aquello que conocen o han presenciado.

·Otro perfil es el de aquellos que presentan un exceso de ingenuidad y buena fe y que no saben hacer frente desde el principio a aquellos que pretenden manipularlos o perjudicarlos.

·También se elige a la víctima debido a su juventud, orientación sexual, ideología política, religión, procedencia geográfica, etc.

Las víctimas, pues, suelen ser personas con elevada ética, honradez y rectitud, así como con un alto sentido de la justicia.

Perfil del acosador

El fin último del acosador es el asesinato psicológico de la víctima, y el motivo principal encubrir la propia mediocridad, todo ello debido al miedo y la inseguridad que experimentan los acosadores hacia sus propias carreras profesionales.

Los agentes tóxicos del acoso son a menudo los superiores o jefes, pero también hay muchos acosadores entre los propios compañeros de la víctima (en un 4% de casos el mobbing es de tipo ascendente, es decir, del subordinado al superior).

Profesiones más afectadas

Son profesionales más frecuentemente afectados los funcionarios y el personal laboral contratado de las administraciones públicas (central, autonómica o local), los trabajadores de la enseñanza primaria, media o universitaria, los trabajadores de la salud, cuidadores de guarderías y escuelas infantiles, personal de hostelería y turismo, personal de bancos e instituciones financieras, así como los miembros de organizaciones denominadas ideológicas (instituciones y organizaciones caritativas o religiosas, partidos políticos, sindicatos). En general, todo el sector de los servicios resulta afectado en mayor proporción.

El 15% de los trabajadores sufren algun tipo de acoso psicologico por parte de sus jefes.

#Lo padecen uno de cada cuatro empleados.
# La mitad de las víctimas presenta episodios depresivos

Estos datos han sido actualizados por el presidente de la Asociación de Víctimas del Acoso y el Maltrato Laboral en Andalucía (Avamla), José Antonio Valderas.

Valderas indica que el 22% de los empleados de la Administración Pública sufren acoso, en los medios de comunicación se alcanza el 19% mientras que en Sanidad ronda el 13%. Las víctimas sufren daños psicológicos ya que cerca de la mitad manifiestan depresión mientras que el 77% señala un apoyo bastante escaso en sus organizaciones.

Creo que sufro mobbing ¿Qué debo hacer?

Si tiene la sospecha de estar padeciendo mobbing, lo primero que debe hacer es empezar a recopilar cuantas pruebas pueda tener de ese posible acoso: tanto documentos, como informes médicos, así como cualquier otro tipo de elemento que pueda ser útil en un futuro. Es muy recomendable llevar un diario en el que iremos apuntando todo lo que cada día nos sucede. También es aconsejable intentar hacer ver a aquellos compañeros no implicados en el acoso nuestro propio punto de vista, para evitar que solamente reciban la versión del presunto acosador.

El acoso laboral será delito.

Desde seis meses hasta dos años de cárcel podrá pasar el acosador según establece el proyecto de Reforma del Código Penal que prevé aprobar el Gobierno.

La reforma del Código Penal recoge el mobbing o acoso laboral como delito, una medida que pretende disuadir de que este fenómeno no se siga produciendo y que los especialistas valoran muy positivamente aunque aún no se hará efectiva hasta dentro de unos meses, una vez que se vote en el Congreso.

En muchos países europeos existen leyes promulgadas de manera “ex profeso” para impedir el mobbing. Es el caso de Suecia, Países Bajos, Francia, Bélgica, Dinamarca y Finlandia.

Suecia fue la pionera y legisló contra el mobbing en 1983. En Francia se incluyó el acoso como delito en el Código Penal y los acosadores pueden pasar hasta un año en la cárcel y ser castigados con multas económicas de 100.000 euros.

(Fuente: Wikipedia)

Miriam Campoy Oliver.

Rosa Belén Muñoz Asensio

María Rocío Parra Jódar.

Kissis Utrera Gómez.

Soraya Verdegay Martínez ( 2º CFGM de Atención Sociosanitaria).

DPTO DE F.O.L.

1 comentario »

RSS feed for comments on this post.

  1. Quiero denunciar un caso de mobbing al que fui sometido. Yo fui un trabajador de Spanair en el departamento de rampa en el año 1999 hasta el 2002 en Alicante, desde el principio sufri mobbing por parte de los “jefes” y “compañeros”, al principio sin darme cuenta, sufrí de gritos por parte del capataz, un impresentable que no se como todavia puede seguir alli, que no tiene la mínima ética profesional, también de otros que se fueron o siguen allí.

    Una noche me llevaron a un sitio de intercambio de parejas y a partir de ese dia se reian de mi durante dos años, me hacían burlas, me ponían motes, recibía gritos e insultos por parte del “capataz”, me hicieron una caricatura con unas pintadas en la cinta de facturación, me robaban el almuerzo, incluso varios llegaron a amenazarme fisicamente, hacian corrillo, siempre molestandome, me apartaban, habian compañeros que me comprendian pero otros no podia ni estar, esto me causaba gran ansiedad, yo no comprendía porque pasaba ésto.

    El caso es que los tenía que haber denunciado en los juzgados, haberme dado de baja por depresión y no haber tolerado esta situación durante más de dos años.

    Quiero que se sepa que la plantilla del departamento de rampa de Alicante que estuvo en los años 1999 hasta el 2002 me hizo mobbing, por eso quiero sacarlo a la luz, ya se que han pasado bastantes años y que estamos en el 2010, todavía tengo recuerdos desagradables de aquello, debí haberlo denunciado en su tiempo, pero por ignorancia o miedo no supe, quiero desde aquí hoy denunciarlo y que se haga público para que vean la clase de gentuza que trabaja en esa empresa y que no vuelva a ocurrir casos como el mio. Muchas gracias.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: