¡Hasta siempre, abuelo!

26 mayo 2009 a las 21:44 | Publicado en Relatos-poemas, Uncategorized | 1 comentario

LA MUERTE DE MI ABUELO

Cuando mi abuelo estaba en el hospital muy enfermo, a punto de morir, yo no me separé de él. Siempre estaba contándole cosas y le escuchaba mientras me relataba tranquilamente sus historietas de cuando era niño. Asi, al menos, se nos hacía menos triste y por un momento nos olvidábamos del motivo por el cual estábamos en ese horrible lugar.
De pronto, una tarde en la que él me estaba contando unas adivinanzas, se calló y se agarró el pecho con la mano. Dijo que le dolía y me asusté mucho. No paraba de decirle que aguantara y que le quería un montón. Hasta que su corazón dejó de latir y su mano perdió la fuerza con la que agarraba a la mía.

Aún hoy no he derramado ni una sola lágrima por la muerte de mi abuelo, ya que sé que, al menos, murió feliz.

Mª del Mar Román Estébanez 2º C

MI ABUELA CARMEN

Mi abuela se llama Carmen. El otro día su médico me dijo que su corazón no aguantaría mucho. Ella tiene 90 años, y hace unos meses empecé a notar que se encontraba más débil.

En cuanto salgo del trabajo, voy a visitarla y como con ella y con mi madre. A mi abuela se la ve feliz cuando estamos juntos, ya que sus tres hijos viven lejos de aquí y no pueden visitarla a menudo.

Yo le ayudo en todo lo que puedo, y me gusta caminar por el paseo marítimo con ella. Su hija Noelia dice de trasladar a la abuela a Tarragona, donde vive Noelia, pero todos sabemos que ella quiere morir en la misma casa en la que nació y en la que transcurrió su vida.

Algunas noches me quedo con la abuela a dormir ya que no me gusta dejarla sola, y menos ahora. Mi abuela sabe que le queda poco de vida, y lo poco que le queda lo pasa sonriendo y disfrutando de los que la rodean.

Una de las noches que me quedé a dormir con ella, no quería acostarse, y me miraba contándome de vez en cuando alguna historia interesante de su pasado. Pero lo que recuerdo, y lo que recordaré siempre de mi abuela, fue cuando me dijo que disfrutase la vida como si fuera el último día, que 90 años son muy pocos y que nunca olvide los buenos momentos que se pasan con los que te quieren.

En esa misma madrugada, mi abuela cayó dormida en un sueño profundo del que nunca podría despertar.

Manuel Gil Rodríguez 2ºC

1 comentario »

RSS feed for comments on this post.

  1. Ese fue su último nombre, como quiso bautizarse, se que puede parecer una tontería como cualquier otra, pero en realidad, para ella, ya se había convertido en una tradición, la cual, repitió los últimos años en esa noche mágica, la noche mas larga del año. Solo ella, sabía el porqué de su nuevo nombre, lo tenia muy claro mucho antes de la fecha de su bautismo, era única, tenía esa habilidad, como si fuese el mejor piloto de motociclismo de todos los tiempos, adelantando a cuchillo a los acontecimientos en el mismísimo sacachorchos. Sus motivos tenia para adoptar ese nuevo nombre, el último era el sueño que compartian miles, millones de españoles. Esa noche lo paso genial, disfruto como una niña chica en un parque de atracciones, pero en realidad sabía que su verdadero nombre no era ÁFRICA, aunque se bautizara con ese nombre, en aquella noche mágica , su nombre siempre fue, desde un 08-08-1928, Concepción, Sra Concha, Mama, tita Conchita o Abuela.

    La vida tiene un proceso que nos guste, o no? tenemos que aceptar, en la mayoria de casos así lo hacemos, en otros, la vida nos juega malas pasadas y apaga la luz a quien no debía. Lo normal es marcharse con la sensación de haberlo echo todo en esta vida, y creo que esté es el caso de ÁFRICA. Se que se va con alguna preocupación, pero ella es de esas personas que se marchán con los deberes echos y una nota excelente, sobre todo los últimos meses, las últimas semanas y sobre todo estos maravillosos últimos días. Digo estos últimos días, porque me ha tocado vivirlos.

    Cancer, la misma palabra me repugna. Sabias palabras de una personilla a la cual quiero muchísimo. Es duro afrontar una enfermedad de esta magnitud, pero hacerlo de la manara que ÁFRICA lo ha echo, es de admirar. Admiración es lo que siento por ella, y no solo por el valor que ha tenido estos últimos días tan duros, si no, por toda su larga trayectoria en este mundo, sabiendo adelantarse a las abversidades para superarlas y así poder conseguir todo lo que hoy deja. Hoy se me ha adelantado en dos ocasiones, quiero darle (aunque ya lo haya echo) las gracias por ello. Gracias por marcharte en el momento que has elegido hacerlo.¿ Como sabías que no iba a soportar verte sedada? Se que es cobarde por mi parte, pero no hubiera podido ver algo así, prefiero recordarla como siempre fue, recordar como en sus ultimos días era capaz de sacarnos una sonrisa a todos. Se a despedido de sus hijas e hijos, hermana, yernos, nueras, sobrinas, nietos y nietas e incluso algún bisnieto. Le ha faltado algun nieto y bisnieto del cual despedirse, pero estoy seguro de que lo hara, sabiendo como era, encontrara la manera de hacerlo.

    Todas las personas que la conocian, la querian con locura, no les quedaba otra, ella ,se encargaba de que así fuera.
    Era una mujer entrañable, se ha ganado el cariño de muchisima gente. Le encantaba la poesia y aprovechaba la minima ocasión para recitarte alguna, eso si, todas suyas. Estoy deseando escuchar otra vez, todas las poesias que le grabamos ayer, deseo volver a escuchar su voz cuanto antes, le quedaba poco, pero estaba en su salsa. Creo que muchas personas mayores se merecen un último adios como el suyo. No perdio la lucidez en ningun momento, fue consciente de cada nuevo paso y no conforme con eso, se permitio el lujo de controlarlo todo. Es curioso, pero la última noche que paso en su casa, no queria irse a dormir, tenia a parte de su familia en casa y ya lo dijo ella, yo quiero CHACHONDEO.

    Utilizo estas lineas a modo de evasión, también quería rendirle un homenaje diferente a esta gran mujer, que tambien era mi ABUELA, ella, deja un vacio cual desierto de ÁFRICA en mi corazón, un desierto tan grande como el del sahara, que abarca 12 paises.

    En este viaje resolveras muchas dudas y alomejor vuelves a ver a ese hermano que hace tanto que no ves, ni tienes noticias suyas. Hoy posiblemente las recibas.

    Asi lo pediste y asi sera,
    como fue tu última voluntad
    los labios pintados de rojo
    y desde esa montaña, podernos controlar

    Nunca te olvidaremos ABUELA.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: