Las navidades de Blanca

18 diciembre 2010 a las 21:10 | Publicado en Relatos-poemas | 2 comentarios

Había una vez una niña llamada Blanca, llamada así porque nació en época de Navidad. Su madre se llamaba Verónica y su padre Víctor.

Todas las navidades, salían a dar vueltas por los alrededores porque, casi todos los días de Navidad, nevaba por las montañas.

A mediados de diciembre, llamaban a toda la familia para que le ayudaran a adornar la casa por dentro y por fuera. Por dentro adornaban con cintas de colores las paredes, ponían el belén con figuras de distintos modelos. En la chimenea, ponían las botas de Papá Noel y, por supuesto, el árbol de Navidad. Éste estaba muy bien adornado. Tenía dos metros de alto. Le ponían las bolas de colores, las cintas también de colores alrededor de las hojas y luces de colores que se encienden y se apagan. Y Blanca siempre quería poner la estrella arriba del árbol. Y, por fuera de la casa, adornaban los tejados, las ventanas, la puerta… con luces de colores. Como estaba todo nevado, se quedaba muy lindo.

Adornando la casa, se hizo de noche. Se quedaron todos a cenar. Cuando estaban todos reunidos en la mesa, cenando, comenzaron a hablar de los planes que tenían para los días restantes de Navidad. Unos decían que se iban a pasar la Noche Buena a cada de sus padres, otros, a casa de sus suegros, incluso a casa de sus hijos. Pero como Verónica, Víctor y Blanca se iban a quedar solos por Navidad, hicieron la propuesta de juntarse todos. Los demás aceptaron. Pero había un problema, Blanca no creía en la Navidad: – ¡Yo no creo en eso de la Navidad ! ¡ Sólo es un rollo para que la familia esté junta ! ¿Verdad abuelita ?

La abuelita Lidia no sabía lo que contestar. Si decía que sí, Blanca iba a seguir creyendo que la Navidad era un rollo. Si decía que no, iba a deprimir a su nieta. Como todo el mundo estaba esperando la respuesta de Lidia, ésta, se puso nerviosa y dijo lo primero que le pasó por la cabeza: – ¡ Tienes razón Blanca !

Todo el mundo se quedó asombrado con la respuesta de Lidia. – ¡ No le digas eso a Blanca ! – dijo la tía de Blanca, llamada Irene.

-Ha sido lo primero que se me ha pasado por la cabeza – dijo Lidia.

Después de estar discutiendo un buen rato, Lidia quería arreglarlo con Blanca pero no podía conseguirlo. Todo el mundo se enfadó con Lidia por lo que le dijo a Blanca. Cuando Irene subió a la habitación de Blanca, ésta no podía hablar con nadie que no fuera su abuela.

-¿Por qué no quieres hablar conmigo, Blanca? – dijo Irene.

– Porque he estado escuchando como le habéis regañado a la abuela por decirme que la Navidad era un rollo. No entiendo porque le habéis llevado la contraria porque tiene toda la razón – dijo Blanca.

Cuando llegó el día de los regalos, había para todos excepto el de Lidia. Cuando se dio cuenta, dijo:

-Y mis regalos… ¿dónde están?

– Eso, eso – dijo Blanca.

Nadie contestaba a la pregunta de Lidia. Blanca se fue corriendo a su habitación, llorando. Irene fue detrás de ella. Cuando fue a abrir la puerta, no podía podía, Blanca tenía el cerrojo echado. Al cabo de un rato, Irene bajó a por algo para poder abrir la puerta. Cuando la abrió vio que Blanca no estaba y se encontró la ventana abierta y huellas en la nieve…

– ¡ Blanca se ha escapado ! – dijo Irene a su marido Manolo y a los padres de Blanca.

Todos se pusieron muy nerviosos y empezaron a llorar.

– Ha sido mi culpa. Yo iré a buscarla – dijo Lidia.

-¡ Blanca, Blanca ! ¿Dónde estás ?- dijo Lidia.

-Blanca, soy tu madre. Contesta. ¿Dónde estás? – dijo Verónica.

Todo el mundo salió a buscar a Blanca. Manolo, su tío, la encontró. Estaba escondida dentro de una cueva con su peluche y una mochila con ropa y juguetes.

– ¿Qué haces aquí ?- dijo Manolo.

– Quiero mudarme de casa, ya estoy harta de que le echéis todas las culpas a la abuela – dijo Blanca.

– ¿ Y no volverás a casa ? – preguntó Manolo.

– Hasta que no le pidáis perdón a la abuela… ¡No! Porque sé el motivo de sus regalos, ¡ sois vosotros ! – contestó.

Manolo no sabía qué contestar y tampoco quiso para que Blanca y los demás no enfadaran con él como hicieron con Lidia. Llamó a todos y les dijo el lugar en el que se hallaba Blanca y todos se dirigieron para allá.

Cuando estaban todos allí, Blanca quiso hablar con ellos.

– Volverá a casa cuando os reconciliéis con la abuela – dijo.

– Con la abuela no pasa nada, Blanca – dijo Verónica. – Venga, vamos a casa.

Blanca se resistió a irse.

– ¡ Quiero que le déis los regalos correspondientes a la abuela !

– Vale Blanca, cuando lleguemos a casa, se los daremos- dijo Víctor.

– ¿ Me lo prometes ? – preguntó Blanca.

– ¡ Te lo prometemos ! – dijeron todos.

Blanca no se fiaba mucho de lo prometido pero se arriesgó. Cuando llegaron a casa, Blanca no entró.

– ¿ Por qué no entras, Blanca ? – preguntó Irene.

– Porque quiero que los regalos se los déis ¡ya! a la abuela – respondió.

Ellos le hicieron caso. Verónica se metió en casa y los cogió.

– Blanca, ¿por qué no vienes a ayudarme? – gritó Verónica desde dentro.

– ¡ Está bien ! – respondió.

Se llevó una gran sorpresa porque no solo estaban los regalos de Lidia sino que también había regalos para Blanca, Verónica, Manolo …

Mientras abrían todos los regalos, hablaban de lo sucedido anteriormente:

– Blanca, no tendrías que haberte ido. Si no lo hubieras dicho, todos estaríamos contentos con la abuela – dijo Verónica.

– ¡¡Sí !! Pero como os ví tan nerviosos y enfadados, pensé que no tendríais un momento para escucharme – dijo Blanca.

– ¿Cómo puedes decir eso? ¡ Para una hija siempre hay tiempo ! – contestó Verónica.

Se acercaron todos poco a poco y se abrazaron. Hasta que un tremendo grito de Papa Noel interrumpió:

– Oh, oh, oh ¡ FELIZ NAVIDAD A TODOS !

Todos se quedaron asombrados.

Blanca si aprendió dos cosas ese año:

– La Navidad no era un rollo sino una época preciosa.

– Primero hay que hablar y después reaccionar.

FIN

Patricia Cañas Cantón 2º de ESO A

2 comentarios »

RSS feed for comments on this post.

  1. el cuento esta muy chulo patry te ha salio muy biennn!! venga tia que sigas escribiendo!!!! vas a ser una escritora de primeraaaaaaa!!!! te quieroooo!!! ^^

  2. esta guai el cuento xd


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: