El cesto de tesoros

13 mayo 2011 a las 10:26 | Publicado en General | Deja un comentario

El cesto de tesoros es una actividad práctica que realiza el alumnado de 2º curso de Educación Infantil enmarcada dentro del Módulo de El juego Infantil y su Metodología.

El cesto de tesoros es una de las actividades que se pueden ofrecer al niño con mayor variedad de objetos de interés para él, los cuales le proporcionan multitud de sensaciones.

Es un juego individual, que por ser así le permite tener tranquilidad, y concentración, para prestar atención a los estímulos que le proporcionan los objetos.

El Cesto de los Tesoros es una actividad destinada a los niños de 6 a 12 meses. En esta edad pueden estar sentados, pero no se desplazan.

Se utiliza un cesto de mimbre con objetos de uso cotidiano, escogidos con la finalidad de proporcionar estímulos y experiencias a los cinco sentidos de los niños, y del movimiento del cuerpo. Son objetos que pueden encontrar por casa, no comerciales.

Desarrolla la capacidad de coordinar ojo-mano-boca. Se lleva el objeto a la boca para conocerlo, y mientras lo chupa, piensa: ¿Qué es esto?

Facilita poder acceder a todo aquello que le interesa y por tanto favorece la curiosidad innata. Aprende solo y por él mismo; el adulto debe observarle para darle seguridad y confianza.

¿Cómo se organiza?

Los objetos se escogen por sus cualidades, y se ponen en el cesto de unos 35 cm. de diámetro y 8 de altura. Se llena con un mínimo de 60 objetos. La selección de los materiales se hará con objetivos creativos y renovadores. Se presentará de manera atractiva. Es un rincón estable, sobre una alfombra. Alrededor de ella podrán jugar como máximo tres niños a la vez, para que puedan acceder fácilmente con las manos.

¿Qué objetos contienen?,

Los objetos del cesto ayudan a los pequeños a establecer los primeros contactos, comunicaciones, interés entre ellos a través del juego. Son auténticas herramientas de aprendizaje.

A pesar de lo raro que parezca  la mayoría de los materiales u objetos que contienen son de la vida cotidiana: cucharas de metal, de madera, cascabeles, naranjas, limones, bolsas de especies, telas perfumadas, tapaderas de metal, espejos, tapones…, es decir objetos que estimulen los cinco sentidos.

Le proporcionan a través de sus sentidos multitud de sensaciones, los exploran a través de su cuerpo y así los conocen; los chupan, los combinan, los golpean, los tocan, los miran, los escuchan, los huelen, y a través de acciones que ejercen sobre ellos conocen sus características.

Es fantástico para ellos, pues son todos aquellos objetos que mamá les quita cuando los cogen por que son “peligrosos”, “por que se juega con juguetes, no con cucharas”, “por que pueden romper algo”… es contradictorio que siendo un juego tan enriquecedor sigamos pensando así, pues estamos limitando la autonomía del niño en el conocimiento del entorno.

Para la renovación del material se tienen que tener en cuenta las preferencias de los niños. Se dejarán objetos anteriores que les servirán como puntos de referencia, y los incorporados serán nuevos estímulos. Se tienen que limpiar diariamente y mantenerlos en buen estado.

El juego de los pequeños con los objetos

El niño goza de las sensaciones que le provocan los objetos. Su curiosidad y sus descubrimientos hacen que se llene de satisfacciones. Va aprendiendo a escoger y a decidir que es lo que quiere hacer, tiene gran necesidad por probar la consistencia de las cosas: coge los objetos los muerde, los chupa, los manipula, los observa, los escucha, los apila, los huele, etc. participa todo su cuerpo.

El papel del educador

El adulto debe observar la evolución del niño y el progreso de cada uno, para conocer los intereses, las preferencias y la evolución de los más pequeños. El educador no debe intervenir, sino que prepara el ambiente y comprueba que los niños se sienten cómodos y seguros.                                                                                                                                          DOCUMENTACIÓN cesto

Estamos acostumbrados a comprar a nuestros hijos todo tipo de juguetes que se ofertan en el mercado, los más bonitos, los más caros, unos de niños otros de niñas, unos que cantan otros que bailan, en conclusión los que le parecen atractivos a los padres……, ¿pero todos son realmente buenos?

Por tanto, el Cesto de Tesoros tiene variedad de funciones, suelen tener materiales de uso variado, da pie a que el niño explore, conozca características  de los materiales multisensoriales y desarrolle los sentidos.   

ALUMNA: ESTEFANIA MILAN SANCHEZ.

PROFESORAS: OLGA PÉREZ PÉREZ

CARMEN DE HARO ROLDÁN

Dejar un comentario »

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: