En busca de ¿algo o alguien? Capítulos 9 y 10

27 abril 2013 a las 21:50 | Publicado en Relatos-poemas | Deja un comentario

CAPÍTULO 9

 Le siento aquí cerca de mí, en mi cabeza esa voz que me dice: “Si te caíste levántate que allí estaré apoyándote”. ¿Y si por más que luche no lo consigo? Él es todo lo que mi corazón quiere… Prefiero vivir una vida estando junto a él y no poder tocarle, a una vida y no poder conocerlo nunca. Porque aunque él no sepa que existo y que es la persona que me importa más en este maldito mundo. Si no lo hubiera conocido yo ahora me sentiría perdida, sin un camino fijo, sin un rumbo, como alma perdida que vaga por el desierto buscando a esa persona que tanto anhela y que cree no encontrar. Pero siempre aparecerá esa pequeña estrella fugaz a la que le pedirá ese deseo de poder encontrarle. Y es que le tengo que dar las gracias por cada latido que siento en el pecho, por cada caída que he tenido, por mi posterior levantamiento, por cada lágrima que he derramado, ¿cómo demostrar que contigo no hay fronteras? A ti que me regalas cada noche un sueño distinto lleno de ilusiones, a ti te entrego mi alma y mi voz en cada verso, eres tú la vida que reflejo en mis ojos y mis ilusiones, a ti que le das forma a lo que siento, eres tu la magia que acompañas a mi deseo… Porque me sobran los motivos para entregarme a ti sin miedo y sin dudas.

No hay noche que me acueste y piense que un día no muy lejos le voy a poder abrazar, poderle besar y estar juntos, que cuando por las noches tenga miedo o frío él este allí para abrazarme. He pensado en ir a encontrarle, hasta ser feliz con él y conmigo misma, me da igual aunque tenga que ir corriendo de Almería a Madrid, me da igual, haré lo posible y lo imposible porque no descansaré hasta encontrarlo.

.

CAPÍTULO 10

 Me parece haber encontrado una mitad de él en otro cuerpo, esa pequeña mitad que me da seguridad y me saca esa sonrisa especial que me llena la cara de alegría. Pero siempre hay algo o alguien que lo jode todo. Nos hemos peleado aunque, la verdad, no es que sea muy importante el motivo pero yo en su lugar hubiera hecho lo mismo o incluso hubiera sido peor. Yo no tengo la culpa de que le guste a alguien y ponga mi foto en su perfil. Vale, al principio tuve yo la culpa, puse al otro en el estado y se pensó que estaba con él. Le pedí perdón y volvimos pero ahora se ha enfadado porque el otro tiene una foto mía y me fastidia porque a mí el otro no me gusta y siento que lo pierdo, por no decir que lo he perdido ya…(R) Y encima ahora también me peleo con mi madre por la culpa de mi “hermano”… Estoy muy harta de estar aquí, de que me hagan sentir peor de lo que ya me siento, de que mi paciencia está llegando a un límite y que cuando explote me largo porque a veces prefiero estar en la calle que estar aquí con ellos. Soy la desgracia de la familia, la que repite, la que no sirve para nada, la que por más que se esfuerza nunca llega a nada.

Cansada de pelear por algo y por alguien al que jamás nunca conozca o no llegue. Pero menos mal que siempre esa persona está ahí para consolarme, para hacerme sentir bien, o para alegrarme el día y le doy la gracias por soportarme cuando lloro o estoy de mal humor. Él es uno de mis mejores amigos porque cuando me dice “princesa”, me hace sentir que estoy en un cuento y que pronto vendrá mi príncipe. Por más veces que le rechace él ha seguido ahí peleando para poder conseguirlo, pero yo sé que él se merece lo mejor del mundo y que las niñas que le rechacen son unas TONTAS, como yo… por no darse cuenta lo que tiene o pueden tener. Solo se que cuando más lo necesito siempre aparece para hacerme reír, porque le encanta mi sonrisa y verme feliz. No soporta que nadie nadie me haga daño o si no se las verá con él. Cuando me dice que soy lo mejor del mundo me siento bien porque sé que aunque yo no lo piense él lo hace por mí y si una persona como él lo piensa entonces le creeré porque él sí que es lo mejor de este mundo.

 Cuando crees que tus amigos siempre están ahí te das cuenta que nunca estuvieron, que cuando más los necesitas no están pero da igual. Una se suele acostumbrar a que sus amigos siempre la dejen de lado.

 He vuelto a discutir con ellos, por un maldito mando y, como no, siempre le defiende a él. ¡SIEMPRE! Y encima me pega si digo la verdad. Ya lo tengo decidido, en cuanto pille dinero me voy unos días. Espero que estén mejor sin mí, o lo siguiente. Ni me echarán en falta. Cansada de cambiar para ellos, para luego este trato que me dan, no ya no, porque yo puedo perdonar pero nunca olvido porque quien me la hace me la paga, hasta que ellos no pasen por lo que yo, no voy a parar, para que vean el daño que me han hecho. Yo pienso que en mi otra vida me porté tal mal o algo así porque no sé yo, por qué todo el mundo me trata así. No lo entiendo, que alguien me lo explique, por favor.

——————- Irene   Palenzuela   López   3º   de   ESO ——————–

Dejar un comentario »

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: